Los 4 de Mich

Voy a iniciar una nueva sección dedicada a mis equipos favoritos:

Cowboys
Dodgers
Barcelona
Potros de Hierro.

Curiosamente los 4 son equipos de alta popularidad, si los 4… Los 4 dije!!!!!

Podrán encontrar estos posts en los tags “Los 4 de Mich”

Empecemos con el equipo que anda hasta arriba en esta lista. Los Dallas Cowboys.

Esta semana los ‘boys se enfrentan a las Águilas de Fildelfia en un partido que es de vital importancia si y sólo si pierden los Giants contra los Jets. Siendo muy realistas los Cowboys sólo avanzarán a los Playoffs si ganan la divisón. Veo altamente complicado que avancen por medio del comodín. Tras haber jugado con el PLAYOFF MACHINE de ESPN mil veces les puedo asegurar que nuestros esfuerzos deberán estar colocados en ganar el Este de la Nacional.

Los Cowboys llegarán al partido a las 3:15pm tiempo del centro de México, sabiendo cómo le fue a Elijah Manning y compañía ya que estos juegan contra Marquito Sánchez a las 12pm. A partir de esto:

Lo Bueno:

Si llegan a perder los Giants (que no creo pero es posible), Dallas sabe que ganándole a Mike Vick & co. aseguran su lugar en postemporada. Así de sencillo.

Si llegan a perder los Giants, Filadelfia estará aun más motivado a ganarle a los Cowboys. Lo veo como algo bueno ya que sería un partido altamente atractivo. Si Filadelfia le gana a Dallas entonces las Águilas seguirían con posibilidades. Creo que si NYG pierde, Dallas gana. Filadeflia ha perdido cada vez que todo mundo cree que van a ganar, y esta no será la excepeción.

Lo Malo:

Si gana NYG, Dallas de todas formas buscaría ganarle a Filadelfia porque existen algunas remotas posibilidades de calificar vía el comodín. Y como jugaría a ganar, habría riesgos de lesiones con jugadores importantes. Dallas no puede perder a ningún jugador después de todo lo que hemos sufrido esta temporada. Estoy de acuerdo que las lesiones son parte del juego, pero no me gustaría que se lesionara alguno en un partido que sería de trámite.

Si gana NYG, entonces Filadelfia esta eliminado pase lo que pase. Le tengo más miedo a un equipo que ya no se juega nada mas que ser “spoiler”.

En pocas palabras está será quizás la mejor víspera de Navidad de la historia con 13 partidos el sábado 24 diciembre y muchos de ellos con implicaciones de playoffs… Incluyendo el de Dallas y el de NYG.

Los otros partidos ha destacar son:

Chargers vs Lions en Detroit.
Flacons vs Saints en Nueva Orleans.

Ambos de una u otra manera tienen que ver con el futuro Cowboy si pretenden entrara vía el Comodín.

#goCowboys
#RomoMVP

De aquí a la otra, ahinos…

Debacle en Big D

No he podido dejar de pensar en el partido de ayer por la noche dónde una vez más mis Vaqueros de Dallas sucumbieron en el 4o cuarto de un partido que tenían ganado. Escribo esta breve columna porque necesito “closure”.

El dato que daba NBC era aterrador. De 1960 a 2010 (51 campañas) Dallas había perdido sólo 2 partidos en los que iba ganando por 12 puntos o más. Esta temporada 2011, Dallas ya ha perdido 3 partidos con estas características (Jets, Lions y ahora Giants).

A diferencia de los partidos contra Jets y Lions, en este juego tuvimos a un Tony Romo espectacular. No perfecto porque falló un pase clave a Miles Austin que hubiera acabado con el partido, pero sin duda no tiene culpa de esta derrota. Que 3 partidos en una sola temporada hayan acabado así es porque hay un mal coacheo. Jason Garrett y sobre todo el Coordinador Defensivo Rob Ryan no han sabido manejar el partido para acabar con el.

A Dallas le faltó Demarco Murray al final del partido. El gran cerrador de Dallas esta temporada seguramente ya no jugará más después de que en el 1er cuarto de ayer se fracturara el tobillo. Terribles noticias para las aspiraciones de Dallas… Ahora bien, no todo esta perdido.

Dependen de si mismos

Dentro de lo malo, lo bueno es que Dallas no depende de nadie mas que de si mismos para entrar a playoffs. Si ganan sus 3 partidos restantes avanzarán como ganadores del NFC East. Inclusive si pierden contra Tampa pero le ganan a Philadelphia y a los Giants, pasarán como ganador de su división.

No creo que Dallas vaya a perder con Tampa, pero inclusive si perdieran las cosas estarían igual. Veo muy dificil que Giants o Cowboys avancen como Wild Cards. Creo que en playoffs sólo hay lugar para uno de ellos y será como campeones de su división.

El partido CLAVE de Dallas es el último que jugarán como locales esta temporada el 24 de diciembre contra las Aguilas de Filadelfia. Si ganan ese partido llegarán con las aspiraciones intactas el 1o de enero al New Meadowlands para buscar la revancha contra los Gigantes en lo que sería un partido de playoffs adelantado, creo que así será.

Ojala se pase rápido la semana… Como dato curioso, los próximos 2 partidos de Dallas serán en sabado.

De aquí a la otra, ahinos…

El Clásico y el GMAT

Antes de iniciar con mi análisis de cómo creo que será el partido del sábado, dejenme compartirles algo personal: detesto el GMAT con todo mi corazón. Un examen que no perdona y que ni la tercera es la vencida. Estoy convencido de que soy mejor que el GMAT o por lo menos soy mejor de lo que demuestra mi score cada que he hecho el examen. Me he preparado bastante, quizás no tan a consciencia como lo hacen la mayoría, pero esa estrategia siempre me ha servido para salir por la puerta grande en el aspecto académico.

Ahora que lo pienso el Barcelona es como el GMAT y yo soy como el Real Madrid de Mou. Si, me acabo de poner en los pies del Real Madrid, y lo hago porque se siente muy feo y así me siento ahorita. El año futbolístico anterior el Barcelona salió victorioso sobre el Real Madrid en los 2 torneos importantes: La Liga y La Champions, y salió victorioso de la misma manera en que el GMAT ha salido victorioso en sus encuentros conmigo. Dejenme decirles que es una situación bastante frustrante, ahora los entiendo madridistas.

No conforme con sendas victorias, el Barcelona es tan inteligente que le hizo pensar al Real Madrid que los blancos podían con ellos, y así se demostró cuando el Real Madrid salió victorioso en la Copa del Rey. Pero esa victoria es tan importante como la mia frente al GMAT en los examenes de prueba que hice previo al examen real. Por cierto, PULVERICÉ esos examenes, me levantaron la moral, verdaderamente me hicieron creer que podría vencerlo si aplicaba las tácticas que había utilizado durante los examenes de practica. Supongo que así se sintieron los madridistas cuando vencieron al Barsa en la Copa del Rey previo a la eliminación de la Champions. Tenían todo listo, se habían preparado, Mou tenía las piezas correctas para vencer a Guardiola.

Empieza el examen. Los essays son papita, los he pasado con creces en las anteriores ocasiones. Son tan fáciles como el inicio de los partidos para el Madrid donde imponen su juego. La táctica es fea, juega tirado atrás con unas patadas por aquí y otras por allá para tranquilizar al rival y desesperarlo. La táctica es tan fea como la mia para esos essays. Casi casi los llevo preparados, nada lujoso pero muy efectivo. Por más dificil que se vea la pregunta se que la voy a resolver bien. Pasan los 2 essays y estoy tan bien parado como el Madrid los primeros 60 minutos de esa semifinal de ida en el Bernabeu.

Llega la sección de mate, primeras 5-10 preguntas perfectas, sigo confiado en que todo saldrá bien. Pero de repente y de la nada, me sale una madre que se que la sé, pero me trabo y no se como empezarla; empieza la debacle. Sentí lo que sintieron los merengues cuando Pepé se hizo expulsar al minuto 62 de ese partido. Ya sabían que lo iban a expulsar es un jugador sucio e impresindible en la táctica, pero una tonteria como esa, le tira toda la táctica y planeación de semanas.

El resto es mero trámite. Hago el esfuerzo por mantenerme concentrado y resolver correctamente el mayor número de preguntas que pueda. Creo conseguir varios aciertos, pero también empiezo a adivinar muchas preguntas que normalmente sabría resolver bien, pero detrás de mi cabeza se que algo anda mal y que seguramente estoy dejando al azar mucho más preguntas de las que debería, no estoy aplicando la táctica practicada, improvisar en el GMAT para mi no funciona. No me funciona improvisar como tampoco le funcionó improvisar al Madrid jugando con 10. Algunos equipos si podrán hacerlo como el Inter de Mou, pero no este Real Madrid. Se me cae la táctica así como se le cayó el juego a Mou y en cosa de nada el partido ya estaba 0-2 favor el Barcelona.

El partido de vuelta inicia y el Madrid no sale a encerrarse. Así como yo, sabiendo que en mate no me había ido tan bien como hubiera deseado, tengo que salir con todo en la sección de verbal. Es todo o nada. Transcurre todo el partido y en verdad el Madrid hizo todo lo que pudo, murió con la cara al sol, pero murió y eso es lo que todo lo que se va a recordar. Tuve la fortuna de estar en el estadio y presenciar ese partido muy de cerca. Así como de cerca estuve cuando al final apareció el score de mi GMAT. Increiblemente me había ido mal. Merecía más, me sentí robado por el sistema producto de la frustración, de la misma manera que el Madrid se sintió robado por un posible gol mal anulado. Pero la realidad es que tanto el Madrid como yo fallamos porque un detalle nos tiró toda nuestra táctica. La realidad es que aun con ese score estoy por encima del promedio, de la misma manera que el Madrid estuvo por encima del promedio porque no fue goleado por el Barcelona y no todos llegan a una semifinal de Champions. Desafortunadamente lo que espero yo de mí y lo que espera el aficionado del Real Madrid de su equipo por las grandes expectativas de ambos, no nos permite conformarnos con ser mejores que el promedio.

Lo que me digo a mi mismo y lo que le puedo decir a los aficionados merengues es que afortunadamente la vida, así como el futbol, da revanchas. Sin duda, el Barcelona saldrá como favorito frente al Real Madrid en el Clásico de este sábado. Probablemente el GMAT también saldra como favorito frente a mi cuando lo repita en un mes. La afición merengue puede negar esto (y con razón), porque están en buen momento, porque están más preparados que en anteriores ocasiones y porque son un mejor equipo que el año pasado. Tengan por seguro que yo también me prepararé más y que llegaré mejor preparado que como llegué al anterior, además personalmente y muy en el fondo mi se que si fallo no pasa nada. Que la vida sigue y me dará otra oportunidad y eso me da tranquilidad, veo el lado padre de mi vida, tengo una gran familia y una novia a la que adoro y eso el GMAT no me lo va a quitar.  Pero tanto Madrid como yo tendremos que tener mucho cuidado y no perder la concentración ni un segundo si queremos salir victoriosos en esta ocasión, debemos seguir nuestras respectivas tácticas al 100%, porque la realidad es que el Barsa, así como el GMAT, no perdonan. Que gane el mejor.