364 Días Después

El 1o de enero del 2012 llegaban Giants y Cowboys con record de 8-7 al último partido de la temporada en el MetLife Stadium de Nueva Jersey. La NFL decidió “upgradear” el partido y mandarlo a “primetime” con NBC para ser el último partido de la temporada regular y tener ratings garatizados. El equipo que ganara ese encuentro se llevaría la División Este de la Nacional y con ello el último boleto disponible a playoffs.

Con 21-0 en contra al medio tiempo, los Cowboys logramos ponernos a una sola anotación: 21-14 pero al final no nos alcanzó. 31-14 y a casa… Ya sabemos como acabó esa temporada para los Giants y cagEli.

Exactamente 364 días después el escenario es increiblemente similar, Redskins (9-6) y Cowboys (8-7) llegamos al último partido de la temporada donde el ganador se coronará en el Este de la Nacional, el partido va a primetime y el perdedor muy probablemente se irá a casa (Washington puede llegar calificado como comodín si tanto Minnesota (vs Greeb Bay) como Chicago (vs Detroit) pierden sus respectivos partidos ese mismo domingo).

El 30 de diciembre del 2012 se plantará en el Fedex Field de la capital gringa un equipo Vaquero muy diferente al que jugara en NY el 1 de enero. Es un equipo con una personalidad diferente, mucho más maduro, experimentado y sobretodo, capaz de revertir cualquier adversidad.

Por supuesto que me encuentro nervioso por el encuentro, pero es un nerviosismo que contiene confianza en los muchachos. No es un equipo que se irá 21-0 abajo al medio tiempo, y aunque se fuera a ir, es un equipo capaz de remontar ese marcador en el 4o cuarto. El liderazgo marcado por Tony Romo (#TR9MVP) en la ofensiva es un espectáculo aparte. Hoy más que nunca pienso que #TR9MVP es capaz de llevar al equipo hasta instancias inimaginadas por los rivales y críticos de este deporte. La brillantez del juego de Dez Bryant me hace creer en un TD desde cualquier punto en el campo. El “timing” perfecto de Jason Witten me da un enorme confort para buscar un 1o y 10 en 3a oportunidad. Quien ha visto de cerca a este equipo los úlitmos 2 meses sabe que la ofensiva de Dallas no le pide nada a ninguna otra en la NFL. No por nada #TR9MVP está a poco más de 300yds de alcanzar las 5000 en una sola temporada.

La defensiva se reforzó fuertemente en el off-season. Desafortunadamente las lesiones han acabado con varias de nuestras principales estrellas y muchos otros titulares. Jay Ratliff, Sean Lee, Bruce Carter, Barry Church, Orlando Scandrick y Kenyon Coleman, todos titulares en el primer partido de la temporada en ese victoria contra los Giants están fuera por lo que resta de este 2012-2013. Si además tomamos en cuenta la terrible lesión de DeMarcus Ware (que sigue jugando aunque sea mermado), entonces nos damos cuenta de lo que ha padecido esta defensa de Rob Ryan.

Sin importar quienes jueguen este próximo domingo habrá que crear un plan de juego muy versatil y al mismo tiempo estructurado para detener a RGIII. Creo que el frío que hará en Washington afectará más a las ofensivas que a las defensivas, y eso es bueno para Dallas.

Sonorá redundante, pero para ganar, la ofensiva de Dallas tendrá que anotar más puntos que la ofensiva de Washington. No está el horno para bollos y habrá que pedirle a nuestra defensa que resista lo más posible, mientras tanto a nuestra ofensiva que deje ir los menos puntos posibles. Una virtud de Dallas en estas últimas semanas ha sido la explosividad de la ofensiva, anotan con jugadas grandes y lo hacen muy rápido. Esta virtud desafortundamente juega en contra de la defensa, ya que al pasar poco tiempo en ofensiva, se pasa mucho en defensa. Dallas tendrá que establecer un importante juego terrestre con Demarco Murray (por fa sin fumbles #29) y mantener a la defensa el mayor tiempo posible en la banca.

Si bien la derrota de la semana pasada contra Nueva Orleans fue muy dura y quitó de nuestras manos por 3 horas el control de nuestro propio destino, al final no pasó a mayores. Los Giants demostrarían la mediocridad que los compone y nos regresarían el control de nuestro destino. Una derrota que moralmente afectó por algunas horas debe ser lo que nos impulse a recobrar el rumbo y dar ese paso a playoffs. Quiero estar en el Cowboys Stadium el 5 o 6 de enero, y sólo lo voy a lograr con una victoria de nuestros Cowboys. Tengo el feeling que ahí estaré.

Creo firmemente en los Cowboys de este domingo, son muy diferentes a aquellos de hace 360 días. Confíen, ponganse nerviosos y disfruten conmigo.

HOW ABOUT ‘EM COWBOYS!

De aquí a la otra… ahinos.

Uno a la Vez

Vamos a seguir como le venimos haciendo y como Coach Garrett nos lo pide: un partido a la vez. Desde que tomamos ese “approach” las cosas han salido excepcionalmente bien. A pesar de las tragedias, de ir perdiendo en el 4o cuarto, de las múltiples lesiones y tantos más, los Cowboys ya controlamos nuestro propio destino.

A lo largo de estas últimas semanas he visto como la prensa no nos ha dado muchas esperanzas de avanzar a Playoffs a pesar de que el equipo está jugando muy bien y está obteniendo victorias contra equipos muy complicados. Apenas esta semana ya vi una que otra proyección que incluye a nuestros Vaqueros en los partidos de enero. No perdamos control de lo que venimos haciendo, vayamos un partido a la vez.

En frente esta semana tenemos a Drew Brees y a los Saints que vienen de dar su mejor partido de la temporada blanqueando a Tampa Bay. Es un equipo con una ofensiva explosiva y demostraron la semana anterior que en defensa vienen mejorando. Desde mi punto de vista la clave para Dallas seguirá siendo un ataque balanceado, con Demarco Murray ganando yardas dificiles y siendo factor en la zona roja, por otro lado con Tony Romo que está jugando de forma impresionante

Hay que darle crédito al coordinador defensivo Rob Ryan. Con un sinnumero de lesiones ha logrado meter personal a realizar jugadas claves en momentos importantísimos. No podemos olvidar que en momentos Dallas ha jugado con sólo 5 jugadores titulares y el resto suplentes y contrataciones de emergencia. Esta semana tendremos que ser muy cuidadosos con nuestros line backers al momento de cubrir a Jimmy Graham, TE de los Saints.

Esta semana Washington tiene un partido en teoría de trámite contra Philadelphia, el resultado realmente no es muy trascendental si ganamos los Cowboys. Algo me dice que no va a ser pan comido para RGIII y compañía. Por otro lado, los actuales campeones vienen de una autentica humillación en Atlanta. NYG es el equipo más inconsistente de la liga desde mi punto de vista. Pueden ganar aplastando al rival o perder de la misma manera. Muy lejos de que sus partidos sean parejos (excepto vs Dallas…).

Controlamos nuestro propio destino. El domingo en punto de las 12:00 en el Cowboys Stadium nos jugamos una vez más la vida. Cada vez confío más y más en el equipo y se nota como el resto de los seguidores Vaqueros se suman a esta tendencia. El fin de semana pasado tuve la oportunidad de estar en el Cowboys Stadium, y a pesar de que había miles de aficionados a los Steelers (muy ruidosos) la gente estaba con una sensación de confianza hacia Tony Romo y el resto del equipo. Creo que los muchachos de Garrett se han ganado ese respeto de los aficionados al equipo.

No iniciaré el debate sobre TR9 MVP, pero me alegra no ser el único que lo considera en el Top 10.

#goCowboys

De aquí a la otra, ahinos…

Maneras de Sobrevivir

Se sobrevivió. Increíble. Impensable. Inimaginable.

Cuando escribí mi columna anterior, simplemente deseaba que se sobreviviera, que se ganara en Cincinatti sin importar lo que pasara en Washington y Nueva York. Se logró. Lo que sucedería después de mi columna y antes del partido, cambiaría la definición de supervivencia.

34 horas antes al kickoff en el Paul Brown Stadium, una tragedia sacudió a la familia Cowboy. Jerry Brown Jr. el mejor jugador del equipo de prácticas de los Vaqueros moriría en un accidente después de que Josh Brent, su mejor amigo, ex compañero de equipo en la Universidad de Illinois y compañero de cuarto en Dallas, estrellara su coche en la madrugada del sábado en aparente estado de ebriedad.

Cuando la vida de 2 compañeros de equipo tiene un desenlace tan drástico, todo el equipo se ve afectado. La noticia sobre el accidente la supieron los jugadores en la mañana del sábado, y una vez abordo del avión y previo al despegue, Jason Garrett les informó sobre el deceso de su compañero de equipo, su hermano. Por otro lado, Josh Brent, jugador importante dentro del equipo, popular entre sus compañeros, titular desde hace algunas semanas tras la lesión de Jay Ratliff, estaba en una prisión de Irving, Texas.

Por un lado un hermano fallecido y por el otro, el cupable de su muerte, pero también hermano de todos, purgando sus primeras horas en una celda, seguramente destrozado e inconsolable por sus acciones. Ese vuelo Dallas-Cincinatti debió ser uno muy largo. Inimaginable pensar como los jugadores lograron encontrar la concentración necesaria para no sólo ser competitivos en un partido de la NFL, sino también para ganarlo de la manera en que lo hicieron.

En completo estado de shock se ganó un partido importansimo para salvar la temporada, para mantener las aspiraciones de playoffs y para demostrar el coraje, corazón y personalidad de un grupo de jugadores que jugaron por mucho más que sólo la victoria. Tras el partido, el balón del partido se lo prometió Jason Garrett a la mamá del número 53 de los Vaqueros de Dallas, Jerry Brown.

Se vienen días dificiles, el shock pronto cesará y se convertirá en tristeza. El reto será aun más complicado.

Jason Garrett, jóven entrenador que ha sido criticado fuertemente en varios espacios incluyendo este, demostró el caracter que se necesita para mantener unido a un equipo en el peor momento posible. El reto se extiende esta semana que tendrá una combinación de funerales y revisión de video de los Pittsburgh Steelers.

Los Cowboys estamos de luto, y Jason tiene mi confianza y nuestra supervivencia.

De aquí a la otra, ahinos…

¿Playoffs? (Estamos) a un Juego

NOTA AL LECTOR: Es importante saber que cuando me refiero a nosotros, me refiero a los Dallas Cowboys. Soy (somos) parte de ellos, me (nos) necesitan, hay que creer en ellos (nosotros)… Ahora si..

En este subibaja que signfica ser aficionado a los Dallas Cowboys nos encontramos actualmente de subida. Si bien no estamos hasta arriba, creo que la tendencia es positiva… al menos está semana.

Gracias a la victoria (obvio sufrida) vs. Filadelfia y a la cerradísima victoria de Washington (WAS) vs los Gigantes (NYG), estamos a sólo un juego del liderato de la división y con el tie-break en la bolsa vs los NYG. Eso si, donde cada vez nos alejamos más, o por lo menos no hemos logrado acortar distancias es en la carrera por el comodín donde Seattle tiene los pies bien puestos en ese 6o y último lugar para entrar a Playoffs.

A continuación les explico como esta la cosa para los Cowboys en la lucha para jugar en enero:

En la División:

Como se ve, actualmente estamos en 3o. Empatados con WAS pero con ellos manejando el desempate (de momento). NYG está a sólo un juego…

Con 4 juegos restantes este es el calendario de los 3 contendientes a la División Este de la Nacional:

DALLAS: tenemos un calendario complejo, jugando contra equipos que tienen record combinado de 25-23 (@Cincinatti, vs Pittsburgh, vs New Orleans, @WAS).

WAS: el más sencillo, jugando contra equipos que tienen record combinado de 22-26 (vs Baltimore, @Cleveland, @Filadelfia, vs DAL).

NYG: Teniendo el más complicado de los 3, jugando contra equipos que tienen record combinado de 28-20 (vs New Orleans, @Atlanta, @Baltimore, vs Filadelfia).

La clave (en teoría) está en que jugaremos nuestro último partido de la temporada regular en casa de RGIII.

ESCENARIO 1:

Dallas y WAS ganan sus 3 siguientes partidos y llegan empatados a su partido final. Si ganamos ese último partido nos llevamos la división (siempre y cuando los Giants pierdan al menos 1 de sus 4 restantes).

ESCENARIO 2:

Dallas y WAS pierden 1 de sus siguientes 3 y llegan empatados a su partido final. Si ganamos ese último partido nos llevamos la división
(siempre y cuando los Giants pierdan al menos 2 de sus 4 restantes), no es taaaaan loco este escenario.

Los partidos de este fin de semana son IMPORTANTISIMOS. Cada semana voy a decir lo mismo, pero en esta semana Tony&co vamos con un rival durísimo de visitante. NYG va contra los alicaídos Saints y WAS trae el momentum de su lado y va de local vs unos Ravens que a pesar de su record (9-3) no están jugando muy bien. Creo que está semana los muchachos de Garrett debemos pensar simplemente en sobrevivir, no tanto en recortar distancia. Dallas y WAS juegan a las 12pm y NYG a las 3pm, una victoria de cualquiera de los 2 pone una presión muy fuerte para los actuales campeones.

Yo se que WAS está de moda, que RGIII parece incontrolable, pero no creo que lleguen con muchas posibilidades a ese último partido de la temporada. Este MNF la defensa jugó inspirada vs una ofensiva que anda bastante flojita comandada por (cag)Eli… Yo creo que serán muy peligrosos en los próximos años, este, a pesar de su buena racha, no los veo contendiendo hasta el final…. ojala no me equivoque.

Todavía no dependemos de nosotros mismos y que eso no se nos olvide, pero mientras tanto es importantisimo no dispararnos en el pie (verdad Plaxico) y mantenernos vivos que pronto estaremos en la parte más alta de este subibaja.

En cuanto al comodín como todavía estamos a 2 partidos de Seattle (en record a uno, pero ellos con el desempate en sus manos) no quiero gastar mucho tiempo. Tengo cierta esperanza al saber que 2 jugadores clave de Seattle estarán suspendidos por tramposos y usar sustancias prohibidas… Para que me emocione y empiece a analizar esto a fondo, Seattle necesita perder al menos uno y esta semana vs Arizona no promete mucho.

Entonces ya lo saben, a las 12pm el domingo a apoyar a nuestros muchachos que nos necesitan. La defensa necesita parar a AJ Green, si logramos eso y establecemos un buen juego terrestre con el GRAN Demarco Murray, nuestras posibilidades aumentarán considerablemente!… #goCowboys

De aquí a la otra, ahinos.

PD. Estoy todos los días en @michrika